LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS NOS DAN A CONOCER LA FUERZA EJECUTIVA DE LA LEY DIVINA

CONDICIONES NECESARIAS<br /><br /><br />
PARA QUE EL SER HUMANO<br /><br /><br />
PUEDA PASAR<br /><br /><br />
A LA VIDA DE LA NUEVA ERA. </p><br /><br />
<p> Son condiciones de perfeccionamiento, son pasos normales en un proceso evolutivo producidos por un aumento de consciencia y conocimiento. Estas condiciones necesarias tienen que demostrarse ahora y aquí, en este mundo de Expiación y Prueba, en los actos de la vida diaria. </p><br /><br />
<p>El Ser tendrá que demostrar que Ama, que su sentimiento de Amor es fuerte y dominante y está por encima de los demás sentimientos movidos por el egoísmo.</p><br /><br />
<p> Tendrá que demostrar que se siente hermano de sus hermanos, que su sentimiento de fraternidad le lleva a identificarse con el sufrimiento y la necesidad ajena y a actuar para aliviarlo y que este sentimiento fraterno es más fuerte y dominante que el sentimiento individualista de la propia conveniencia y comodidad. </p><br /><br />
<p>Tendrá que demostrar que ha superado las actitudes personalistas que le hacen creer que tiene la verdad y la razón y por ello se muestra intransigente y severo en sus juicios. </p><br /><br />
<p>Tendrá que demostrar que su tolerancia y comprensión del hermano son producidos por el sentimiento de humildad sentido y apoyado en la visión relativa de toda posición.</p><br /><br />
<p> Lo que deberemos hacer para obtener provecho de nuestra encarnación presente es trabajar firmemente en el control de nuestros defectos, para irlos dominando paulatinamente. </p><br /><br />
<p> Debemos reducir nuestro orgullo, nuestra soberbia, nuestra vanidad, nuestro amor propio y nuestro egoísmo y ejercitarnos en actuar contra estos defectos cuando tengamos que obrar y relacionarnos.</p><br /><br />
<p> Debemos conocer la realidad de nuestra vida trascendente y ver que constituye el sentido de nuestra razón de ser, el objetivo por el cual hemos sido creados.</p><br /><br />
<p> Debemos conocer el valor real de cada cosa, de cada actitud, de cada estado, aprendiendo a valorarlos correctamente para que nuestro pensamiento, nuestro sentimiento y nuestro deseo, sean dirigidos hacia lo que necesita nuestro SER INTERNO. </p><br /><br />
<p> Debemos ejercitarnos en la labor limpiadora y armonizadora de nuestra aura espiritual mediante el conocimiento de las energías y la producción de vibraciones cada vez más puras.</p><br /><br />
<p> Debemos aprender el sentido profundo de las enseñanzas de Jesús para conocer claramente la fuerza ejecutiva de la LEY DIVINA.</p><br /><br />
<p> Debemos dominar todo lo que se oponga a nuestro progreso, todo lo que nos ate a los niveles inferiores, todo lo que nos impida relacionarnos con nuestros hermanos cósmicos.</p><br /><br />
<p> Vivimos en el planeta Tierra para conseguir nuestra purificación espiritual en un grado que nos permita asimilar y poseer los conocimientos y las luces que se pueden obtener de un Mundo de Expiación y Prueba para de esta manera, estar dispuestos y preparados para poder iniciar el curso superior de conocimiento que deberemos adquirir en el mundo de REGENERACIÓN, en la Humanidad de la nueva ERA. </p><br /><br />
<p>Vivimos en el planeta Tierra porque somos merecedores de una vida mejor, y el Amor Divino nos ha concedido la encarnación presente para que, siendo conscientes de ello, hagamos el pequeño esfuerzo de limpiar las influencias bajas que nos cubren para que nuestra energía Amor pueda salir normalmente como la produce nuestra ALMA y nuestra vibración eleve el tono que le falta para estar en armonía con el Nivel Superior. </p><br /><br />
<p>Es la coronación de nuestra propia misión evolutiva hasta el presente.</p><br /><br />
<p> Tefilo de Orión. </p><br /><br />
<p> Crop circle 3 de Julio.

CONDICIONES NECESARIAS
PARA QUE EL SER HUMANO
PUEDA PASAR
A LA VIDA DE LA NUEVA ERA.

Son condiciones de perfeccionamiento, son pasos normales en un proceso evolutivo producidos por un aumento de consciencia y conocimiento. Estas condiciones necesarias tienen que demostrarse ahora y aquí, en este mundo de Expiación y Prueba, en los actos de la vida diaria.

El Ser tendrá que demostrar que Ama, que su sentimiento de Amor es fuerte y dominante y está por encima de los demás sentimientos movidos por el egoísmo.

Tendrá que demostrar que se siente hermano de sus hermanos, que su sentimiento de fraternidad le lleva a identificarse con el sufrimiento y la necesidad ajena y a actuar para aliviarlo y que este sentimiento fraterno es más fuerte y dominante que el sentimiento individualista de la propia conveniencia y comodidad.

Tendrá que demostrar que ha superado las actitudes personalistas que le hacen creer que tiene la verdad y la razón y por ello se muestra intransigente y severo en sus juicios.

Tendrá que demostrar que su tolerancia y comprensión del hermano son producidos por el sentimiento de humildad sentido y apoyado en la visión relativa de toda posición.

Lo que deberemos hacer para obtener provecho de nuestra encarnación presente es trabajar firmemente en el control de nuestros defectos, para irlos dominando paulatinamente.

Debemos reducir nuestro orgullo, nuestra soberbia, nuestra vanidad, nuestro amor propio y nuestro egoísmo y ejercitarnos en actuar contra estos defectos cuando tengamos que obrar y relacionarnos.

Debemos conocer la realidad de nuestra vida trascendente y ver que constituye el sentido de nuestra razón de ser, el objetivo por el cual hemos sido creados.

Debemos conocer el valor real de cada cosa, de cada actitud, de cada estado, aprendiendo a valorarlos correctamente para que nuestro pensamiento, nuestro sentimiento y nuestro deseo, sean dirigidos hacia lo que necesita nuestro SER INTERNO.

Debemos ejercitarnos en la labor limpiadora y armonizadora de nuestra aura espiritual mediante el conocimiento de las energías y la producción de vibraciones cada vez más puras.

Debemos aprender el sentido profundo de las enseñanzas de Jesús para conocer claramente la fuerza ejecutiva de la LEY DIVINA.

Debemos dominar todo lo que se oponga a nuestro progreso, todo lo que nos ate a los niveles inferiores, todo lo que nos impida relacionarnos con nuestros hermanos cósmicos.

Vivimos en el planeta Tierra para conseguir nuestra purificación espiritual en un grado que nos permita asimilar y poseer los conocimientos y las luces que se pueden obtener de un Mundo de Expiación y Prueba para de esta manera, estar dispuestos y preparados para poder iniciar el curso superior de conocimiento que deberemos adquirir en el mundo de REGENERACIÓN, en la Humanidad de la nueva ERA.

Vivimos en el planeta Tierra porque somos merecedores de una vida mejor, y el Amor Divino nos ha concedido la encarnación presente para que, siendo conscientes de ello, hagamos el pequeño esfuerzo de limpiar las influencias bajas que nos cubren para que nuestra energía Amor pueda salir normalmente como la produce nuestra ALMA y nuestra vibración eleve el tono que le falta para estar en armonía con el Nivel Superior.

Es la coronación de nuestra propia misión evolutiva hasta el presente.

Tefilo de Orión.

Crop circle 3 de Julio.

Comparte en:
Share

Deja un comentario