LA ALEGRÍA ELIMINA EL SUFRIMIENTO

 

mujerfeliz_1

“El sufrimiento, es uno de los sentimientos más comunes en los seres humanos, sufrir quiere decir, mantener el estado del dolor en el tiempo, este dolor  puede ser propio o también puede ser ajeno, cuando el estado del sufrimiento está presente en la vida de algún familiar cercano o de alguna persona cercana que nos importa mucho y nos unimos a su dolor haciendo nuestro este estado de sufrimiento.

El dolor es inevitable, es parte del conocimiento del amor, es el camino por el cual transitamos todos en algún momento de nuestro caminar por la vida como parte de la sabiduría profunda que lleva encerrado el amor, cuando llegamos a la comprensión del porque este dolor ah llegado a mi vida y comprendemos su estadía en un momento determinado de nuestras vidas, es momento de soltar el dolor a través del perdón y olvidarlo, dejándolo en el pasado es momento de reencontrar la paz perdida, es momento de volver a sonreír , es momento de retomar tu camino hacia la felicidad.

La alegría pura, es fruto del amor sagrado de tu amado espíritu, ella espera pacientemente en un rinconcito del corazón a que se calmen las aguas, amaine la tormenta y pueda regalarnos sus dones mágicos, capaces de devolver la vida, capaces de devolvernos la esperanza perdida y reiniciar nuestro camino hacia la luz.

Muchas veces sufrimos por el ser amado, llámese  pareja, hijos, padres, amigos o compañeros de camino, este sufrimiento ajeno, que lo volvemos nuestro, no ayuda al ser querido a salir de su estado de dolor, ya no hay una persona que sufre, ahora hay dos, como aliviar este estado difícil del otro, que también es mío, las respuesta está en la magia que trae la alegría, cuando logramos comprender que el tránsito de la otra persona por el dolor, es inevitable, es parte de su aprendizaje de la vida, es parte de su caminar, mi alegría es quien ayudara a superar su momento difícil, mi alegría es la que alimentara su corazón , mi alegría aliviara su sufrimiento, mi alegría alimentará su esperanza, mi alegría contribuirá a mejorar su estado de salud, su estado de ánimo y abrirá el camino sagrado de su recuperación.

Cuando llevo alegría al ser que sufre, llevo la paz que es fruto del amor y si la persona que sufre, recibe mi alegría, esta alegría, aumenta más el amor de mi corazón, para donarlo a quien lo necesite.

La alegría, es la más bella oración que un ser humano puede regalarle a la vida, la alegría es la más bella expresión de Dios en la tierra.”

Oswaldo Pesantez.

Comparte en:
Share

Deja un comentario